91 542 39 45 aelma@aelma.com

Julia Guillo es una de las voces femeninas más autorizadas en el sector de la limpieza. Hace 17 años fundó su propia empresa, Clean4You, una compañía madrileña que, desde sus orígenes, persigue la mejora continua para alcanzar la excelencia. La compañía, que hoy emplea a 180 trabajadores, nació en plena crisis inmobiliaria, algo que imprime carácter porque esa circunstancia es lo que le ha ayudado a sobrellevar y salir fortalecida de las crisis posteriores que se han llevado por delante a tantas y tantas empresas. No tiene la fórmula del éxito, pero sí el secreto para mantenerse en primera línea: “adaptación, formación y transformación. Y nunca rendirse.”

En AELMA nos hemos sentado con Julia Guillo, CEO de Clean4You, y recientemente nombrada presidenta de la Asociación de Empresarios de la Zona Norte de Madrid ACENOMA.

¿Cómo ha cambiado el sector y los clientes a raíz de la pandemia?

El sector se ha profesionalizado más en los procedimientos y protocolos, primando más los productos a utilizar y la cualificación de los trabajadores.

Algunos sectores como la hostelería y el comercio (farmacias, clínicas dentales, etc.) externalizaron más los servicios de limpieza en compañías especializadas que les dieran más fiabilidad a la hora de limpiar los espacios más expuestos y eso es algo que se ha mantenido porque, en general, ya no quieren tantas cargas sociales y están externalizando estos servicios lo máximo posible. Así que, en general, considero que los clientes valoran más los servicios de limpieza y la gestión que hacemos las empresas del personal a raíz de la pandemia.

¿Qué lección extraen como empresa y como empresaria de esta crisis?

Que hay que estar en continua adaptación, formación y transformación. No importa el sector al que te dediques, el mundo laboral avanza rápido y adaptarse y reinventarse es una cuestión de supervivencia empresarial porque ya no hay nada seguro. Las oportunidades siempre se encuentran, solo es cuestión de verlas y de abrazar los cambios sin debilidades y llenos de fortaleza.

¿Qué es lo más difícil de gestionar en una empresa de limpieza y por qué?

Las personas. Porque la sociedad está cambiando y no para bien. Las prioridades están cambiando y parece ser que el trabajo ya está en los últimos puestos de las prioridades. Falta actitud, compromiso e implicación. Cada vez cuesta más encontrar personas comprometidas y motivadas.

¿Cuál es, a su juicio, la mayor problemática del sector y cómo podría solucionarse?

El absentismo y cubrir puestos de mandos intermedios. Estamos en los niveles más altos de Europa y de la historia, y aunque los empresarios también tenemos una parte de responsabilidad, para lograr que nuestras empresas y lo que ofrecemos sea atractivo, es el Gobierno quien debe solucionar esta problemática.

¿Cómo? Dando una vuelta a la forma de conceder las ayudas. Deberían servir para ser motivadoras, que sirvieran para el desarrollo profesional y emocional del individuo y no para alargar las temporadas sin trabajar. También es necesario una mayor implicación por parte de las mutuas para prevenir y controlar las enfermedades más comunes de nuestro sector.

Por otra parte, sería muy necesario crear una FP destinada a cubrir mandos intermedios en nuestro sector ofreciendo formación para supervisoras, encargadas, jefes de grupo, etcétera.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan las empresas de limpieza?

  • Adaptación a las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y la transformación digital.
  • Adaptación a la metodología y procedimientos sostenibles y ecológicos con el medio ambiente.
  • Control del Absentismo.
  • Nuevos recursos en motivación, formación, y fidelización del personal.
  • Que las contrataciones públicas estén vivas y se adapten a los incrementos económicos reales en cualquier momento.

¿Cómo ve el futuro del sector de la limpieza?

Lo veo cada vez más competitivo, tecnológico y profesionalizado, debido a las adaptaciones que debemos hacer para superar los retos a los que nos enfrentamos. En nuestro caso, nos esforzamos continuamente por estar al día de las últimas novedades que puedan afectar a nuestro sector, tanto a nivel económico-financiero, como social, tecnológico y, por supuesto, de servicios, para así diferenciarnos de la feroz competencia.

Seamos prácticos, ¿en qué debe mejorar el sector?

A mi parecer en darnos el valor que merecemos y visibilizar más a la sociedad nuestra realidad del día a día. Somos los invisibles. La sociedad en su conjunto nos necesita, pero solo nos hacemos visibles, curiosamente, cuando no estamos. Entre todo, tenemos que dar más valor a nuestro personal y a todos esos CEOS que estamos apagando fuegos las 24 horas al día.

¿Cuáles son los servicios que más valora?

Todos, pero especialmente estar al día en todas las novedades que puedan afectar al sector. Los cambios legislativos que afectan a las empresas o a los autónomos son constantes y mantenerse actualizado no es sencillo. AELMA nos lo pone fácil.

Los socios colaboradores aportan también mucho valor a la asociación, ya que podemos conseguir beneficios económicos. Todo suma.

¿Qué aporta el asociacionismo al sector?

La visibilidad y la unidad de un sector a la hora de negociar los convenios colectivos y otro tipo de negociaciones de importancia ante los diferentes organismos públicos.

¿A qué dedica su tiempo libre cuando no está dirigiendo Clean4You?

A la familia, a las asociaciones, al deporte, a viajar, a bailar. Resumiendo, a vivir.