Tras superar lo peor de la pandemia, AELMA ha vuelto a celebrar su Asamblea General de forma presencial con una satisfactoria asistencia y con la vista puesta en la recuperación. A pesar de que, en el año 2021, el sector volvió a los niveles de facturación de antes de la pandemia, 10.577 millones de euros en España, se han seguido perdiendo empleos. Según datos aportados por Jesús Martín, en el conjunto del año pasado se perdieron 3.291 trabajadores que, sumados a los 4.731 perdidos durante el año 2020, arrojan 8.000 empleos evaporados a causa de la pandemia y todo ello a pesar del carácter esencial de este sector.

En la Comunidad de Madrid se ha amortiguado mejor la destrucción de empleo, ya que durante el año 2022 únicamente se perdieron 347 trabajadores de los 71.932 con los que cuenta el sector en esta región.

Las previsiones -ni sectoriales ni generales- no apuntan favorablemente hacia la recuperación en un entorno económico marcado por la incertidumbre y la inflación desbocada, lo que acabará pasando factura a muchas empresas en nuestro país. No obstante, según apuntó el Presidente, “debemos seguir trabajando por dejar la pandemia atrás y quedarnos con lo (poco) bueno que nos ha dejado este episodio: la valorización de un sector esencial para la higiene y la salud”.

El acto contó con la asistencia de la Directora de Promoción Económica e Industrial de la Comunidad de Madrid, Mar Paños, y el Director de Asuntos Laborales de CEIM-CEOE, Luis Méndez, quienes destacaron las novedades que se han producido con la aprobación de la nueva regulación laboral y alabaron los esfuerzos de la Comunidad por convertir a Madrid en la locomotora del empleo en España.