Uno de los mayores desafíos en las empresas de hoy en día es la automatización de sus procesos de control de presencia, en especial de los operarios desplazados. La obligación legal de disponer de un sistema de control, lo costoso y la pérdida de tiempo que supone hacerlo en papel, se añade a la necesidad de saber que los trabajadores están en tiempo y forma haciendo el servicio contratado en el cliente final.

Desde la obligatoriedad de esta medida, son numerosas las empresas que han sufrido verdaderos quebrantos para implantar de forma real y efectiva este imperativo. Las empresas de limpieza no son una excepción.

Por este motivo, AELMA ha integrado como nuevo socio colaborador a la empresa Vigilant, una solución para el control horario. La herramienta ayuda a las empresas a mejorar la gestión de sus recursos desplazados mediante herramientas tecnológicas que proporcionen información fiable e inmediata de su ubicación y actividad.

Gracias a esta colaboración, los asociados podrán disfrutar de los servicios de Vigilant en condiciones preferentes.

Vigilant estará presente en la feria Interclean Ámsterdam del 14 al 17 de mayo, en el stand 05.52.